Cómo afrontar un atasco en carretera

Cómo afrontar un atasco en carretera
29 agosto, 2016 @applus
In Consejos
atasco

Aunque la operación retorno de las vacaciones oficialmente ha llegado a su fin hace unas horas, lo cierto es que todavía muchas personas se encuentran en su lugar de retiro apurando los últimos días de descanso laboral, las horas de luz al aire libre y los placeres que nos ofrece cada verano. Si es tu caso y estás leyendo estas líneas, disfruta lo que te queda pero no dejes de tomar nota de las siguientes recomendaciones antes de emprender tu viaje de regreso, ya que es posible que encuentres algún atasco puntual en el último momento y siempre es mejor saber de antemano cómo actuar en una situación así.

¡Atasco! Las 3 claves: calma, paciencia y humor

Cuando el tráfico no fluye con normalidad y en algún punto de nuestro recorrido nos encontramos con un atasco, ya no hay escapatoria posible. Lo recomendable para evitarlo es no ponernos en marcha en horas punta y buscar rutas alternativas que nos pueden solucionar el regreso sin tener que vernos obligados a sufrir un atasco. Pero si a todo esto llegas ya tarde… o si el atasco se ha producido por una causa imprevista, como sucede en el caso de los accidentes, lo mejor es tomárselo de la mejor manera posible. Y, para ello, basta con intentar seguir estas tres claves:

1. Calma

Ante todo, nada de agobiarse ni estresarse. Sí, es cierto que un atasco de vehículos no es un trago agradable para nadie, pero menos lo será si tenemos los nervios a flor de piel y no somos capaces de gestionar la situación con un poco de filosofía y cero agresividad. No abuses del claxon, cede ante las incorporaciones y no pegues acelerones bruscos en cuanto puedas circular porque eso repercutirá en tu nivel de combustible.

2. Paciencia

De nada valen las quejas o las prisas por llegar, si conseguimos no perder la paciencia, todo habrá pasado mucho antes de lo que imaginamos. Si te están esperando, no olvides avisar del incidente y de tu retraso para no preocupar a nadie. Y para no pensar en el atasco puedes recurrir a escuchar la radio, poner tu música preferida o revisar el teléfono móvil si te encuentras totalmente parado. Ya verás como poco a poco podrás ir avanzando hasta recuperar la velocidad normal.

3. Humor

Seguramente, estés deseando llegar a casa, descargar todo, pegarte una buena ducha y hacerte a la idea cuanto antes de que las vacaciones se han terminado y toca volver a la rutina diaria. Un atasco es la guinda del pastel en tu regreso, lo que faltaba para terminar de animarte… pero, ¿si lo miras desde la otra perspectiva? ¡Tu último día de vacaciones se alarga por momentos! Aprovecha ese encierro en el coche para hacer un repaso de todo lo vivido en esta época estival y, si viajas acompañado, para recordar las anécdotas más graciosas que os hayan sucedido y, ¿por qué no?, para empezar a imaginar cuál puede ser el próximo destino vacacional o la próxima reunión con la gente que más quieres.

Una vez en tu hogar, no dejes que la conocida como depresión post-vacacional se apodere de ti. Reactívate cuanto antes, piensa que todavía quedan unas semanas de verano en tu localidad de origen y comienza a planificar la nueva temporada. ¡Ah! Y no olvides cuidar tu vehículo, tu fiel compañero en vacaciones, que tras haber superado la operación retorno, quizá se merece una sesión de mantenimiento y revisión para seguir circulando con total seguridad, como hasta el momento.

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies