Las 7 claves que debes conocer para conducir un coche eléctrico

Las 7 claves que debes conocer para conducir un coche eléctrico
17 febrero, 2017 @applus
In Consejos
coche eléctrico

Con el creciente aumento del precio de la gasolina y el diésel, son muchas personas las que se han planteado comprar un coche eléctrico. Si tú también eres un amante del mundo del motor, debes conocer las 7 peculiaridades principales que implican su conducción:

 

1. Acelerar y desacelerar un coche eléctrico

Despídete de los acelerones y frenazos bruscos. La forma más óptima de conducir un coche eléctrico es evitar pisar el freno. Estos vehículos llevan incorporados un sistema que regenera la energía en un proceso interno para evitar la descarga de las baterías. Hay que adelantarse a las situaciones en el tráfico para que el movimiento sea continuo y, en caso de tener que frenar, hacerlo de forma prolongada. Acelerar intensamente tampoco es una opción con el coche eléctrico, pues la potencia se puede ver desmedida. La conducción debe ser suave y el acelerador progresivo, mejorando así la conservación de la batería.

 

2. Carga y recarga de baterías

Si vas a hacer un viaje largo, recuerda que debes planificarlo más con un coche eléctrico que con uno de combustible, ya que actualmente no hay tantos puntos de recarga como gasolineras. Las baterías pueden aguantar unos 200 kilómetros, pero esta autonomía se puede ver afectada si se usan otros elementos como la climatización del vehículo o se pisa el acelerador al máximo. Para optimizar el uso de la carga, lo mejor es que usemos el modelo ECO cuando realicemos trayectos largos, aprovechemos la noche para cargar las baterías en casa, aprovechemos la recarga que se produce cuando se suelta el acelerador ligeramente y localicemos los puntos de carga públicos para no hacer kilómetros de más en busca de una estación de servicio. Las baterías del coche eléctrico no tienen efecto memoria, así que pueden recargarse en cualquier momento.

 

3. La presión de los neumáticos

Revisar la presión de los neumáticos es una práctica que todo conductor debería llevar a cabo. En el coche eléctrico esta parte se vuelve más relevante, si cabe, porque incide en su autonomía. Las ruedas de baja resistencia al rodamiento permiten gastar menos pero no deben estar excesivamente hinchadas para evitar reducir la superficie de contacto del neumático con la calzada. Una presión adecuada equivale a una conducción eficiente.

 

4. Respuesta inmediata

Además de la capacidad de dar uniformidad a la conducción, sin los habituales tirones, el coche eléctrico ofrece una respuesta inmediata. Muchos tienen una única caja de una sola velocidad (adiós a los cambios de marcha) y eliminan el embrague. Por último, al no tener un motor de combustión, el ruido se elimina casi por completo, lo que significa una mayor comodidad a la hora de conducir.

 

5. Cómo influye la climatización

Acostumbrados a activar la calefacción o el aire acondicionado nada más sentarnos al volante, el gasto es mucho mayor. Con el coche eléctrico se recomienda adecuar la temperatura del vehículo antes de ponernos en marcha y se aconseja utilizar los sistemas de conexión automáticos. Con este sencillo truco el coche estará listo cuando montemos y el climatizador sólo gastará energía en mantener el nivel marcado, reduciendo su impacto en la autonomía del vehículo.

 

6. Vigila la aerodinámica

Los amantes del tuning deben tener cuidado con la incorporación de elementos o piezas que no estén dentro del catálogo original del fabricante del coche eléctrico, ya que en ellos la aerodinámica se vuelve esencial y la modificación de sus llantas, alerones o cualquier otro aspecto, pueden influir negativamente en el consumo. Cuidado también con la instalación de sistemas que necesiten muchos voltios y agoten nuestra batería. Apuesta por las luces LED para aumentar el ahorro y lo notarás en el rendimiento y en tu bolsillo.

 

7. También necesitan ITV

Es una de las dudas más frecuentes: ¿un coche eléctrico necesita pasar la ITV? La respuesta es sí. De hecho, las pruebas que se realizan son las mismas, a excepción del tema que influye en los gases y el ruido, ya que los eléctricos solucionan estas dos molestias contaminantes. Esto se traduce en un menor coste de la inspección, ahorrando la parte proporcional al examen que mida humos y ruido. En las estaciones de ITV de Applus están preparados para analizar tanto vehículos normales como coches eléctricos con el fin de garantizar la seguridad en tus próximos viajes. Pide cita previa online para la ITV y te atenderán sin esperas.

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haz click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies