Conducción en época de lluvias

Conducción en época de lluvias
1 agosto, 2014 @applus

La lluvia es un factor climatológico adverso que condiciona nuestra conducción, llegando a suponer un riesgo tanto para el conductor como para los acompañantes. Conducir tanto con lluvia como con el suelo mojado requiere una mayor adaptación de nuestro vehículo a las circunstancias que se nos presentan. Generalmente, la lluvia genera una disminución de adherencia de los neumáticos sobre el asfalto y como consecuencia de ello, debemos aumentar la distancia de seguridad entre vehículos, prestar aun más atención a posibles maniobras inesperadas, y en general, ser consciente de todo tipo de movimientos tanto propios como ajenos en el conjunto de la carretera. Cuando se acercan las lluvias debemos propiciar aun más seguridad ya que con el suelo mojado, el tiempo de respuesta puede variar en función de nuestra atención al volante.

A modo de consejo, lo primero es aumentar la distancia de seguridad, además de disminuir la velocidad para aumentar así el tiempo de respuesta. Cuando se aproxima una tormenta, es mejor alejarse de los árboles como medida de seguridad en el caso de que cayeran rayos, y es que se dice, que los elementos metálicos incluso electrónicos de un coche podrían quedar dañados ante la presencia de un rayo. Además, aunque otoño sea la estación del año con más posibilidad de lluvias, cabe recordar que las tormentas de verano también adquieren fuerza durante julio y agosto juntamente al factor operación vacaciones que lógicamente, se convierte en la época que más viajes por carretera se realizan. No hace falta alarmarse lo más mínimo, tan solo saber que en cualquier momento o lugar se podría dar la aparición de este fenómeno, en este caso hay que recurrir a las mismas medidas de seguridad, y en caso de duda, siempre es mejor parar el vehículo y esperar hasta que el conductor se vea lo suficientemente preparado para retomar el viaje.

En épocas de lluvias, también es necesario conocer el aquaplaning, un factor muy asociado a la lluvia. Lo necesario en casos de lluvia es dejarte aconsejar con el objetivo de reducir al máximo cualquier riesgo ocasionado por la lluvia. Es necesario y obligatorio un buen mantenimiento del vehículo por seguridad, un vehículo dispone y depende de varios factores para su correcto funcionamiento. También debemos mantener la calma en todo momento para seguir teniendo el control del vehículo y poder así sujetar el volante firmemente siguiendo con nuestra trazada en la carretera. Y nunca está de más, buscar qué tipo de carretera  y qué condiciones climatológicas se esperan en la zona.

Tormenta_verano_02Fuente: www.circulaseguro.com

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haz click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies