El intermitente es un elemento clave en términos de seguridad vial

El intermitente es un elemento clave en términos de seguridad vial
18 mayo, 2018 @applus
In Consejos, Seguridad

No señalizar las maniobras conlleva una multa de 200 euros. El intermitente es un elemento clave en términos de seguridad y nos sirve como medio para poder comunicarnos con los demás conductores para informarles de nuestras intenciones al volante.

No señalizar las maniobras conlleva una multa de 200 euros, ya que si no se señaliza no se avisa correctamente al resto de usuarios de la vía que se va a realizar un giro, un cambio de dirección, un adelantamiento, un estacionamiento…
A pesar de ser de vital importancia, existen algunos conductores que apenas hacen uso de ellos y esto puede causar graves accidentes.

Puede ser que a algunos les moleste el sonido, pero moleste o no, es de gran importancia hacer uso de los intermitentes, porque por algo están, y mejoran la seguridad y la conducción. El Reglamento General de Circulación obliga a los conductores a utilizarlos para advertir al resto de usuarios de la vía sobre las maniobras que se van a realizar.

En caso de que nuestros intermitentes no funcionen, en su defecto se aconseja utilizar el brazo que nos ayude a indicar el cambio de dirección: en posición horizontal con la palma de la mano extendida hacia abajo, si el desplazamiento va a ser hacia el lado que la mano indica; o doblado hacia arriba, también con la palma de la mano extendida, si va a ser hacia el contrario.

Antes de señalizar cualquier maniobra tenemos de cerciorarnos de que podemos llevarla a cabo con plena seguridad y sin entorpecer la marcha del resto de vehículos. Observaremos bien el tráfico ayudándonos de los retrovisores.

Son múltiples las situaciones de tráfico en las que es necesario utilizarlos para indicar qué acción vamos a realizar con nuestro vehículo. Tal es el caso de las incorporaciones en una vía, ya sea desde parado o en movimiento cuando accedemos a una autopista; los cambios de dirección, en los que también hay que vigilar los vehículos que circulan en el sentido contrario; los estacionamientos o detenciones en doble fila; los adelantamientos y cambios de carril; así como las salidas de una rotonda.

Circular con más luces intermitentes o de intensidad variable con respecto a las indicadas por ley también conlleva una sanción económica de 200 euros, comprueba que todo está en orden.

Es importante recordar que el Reglamento General de Circulación, establece que una maniobra de giro, cambio de sentido o adelantamiento ejecutada “sin advertir al resto de los usuarios con las señales preceptivas, sin antelación suficiente” se considera una infracción grave sancionada con una multa de 200 euros.

Fuente: La Vanguardia

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haz click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies