Los errores más comunes al salir de la autoescuela

Los errores más comunes al salir de la autoescuela
12 abril, 2019 @applus
In Seguridad
autoescuela

Al salir de la autoescuela los conductores noveles son los que tienen las normas de circulación mucho más frescas, pero eso no significa que puedan conducir mejor ya que la falta de experiencia y las dudas y nervios juegan mucho en su contra. Y la mayoría de veces puede llevar a cometer infracciones y que en los peores casos pueden desencadenar en accidentes.

Más allá de las mayores o menores habilidades que se tengan durante el aprendizaje, conducir no es fácil, requiere mucha práctica y responsabilidad. Según la DGT solo un 27% de los aspirantes aprueba el examen práctico a la primera.

De los errores más comunes destacan los siguientes:

Exceso o falta de confianza al salir de la autoescuela

Un exceso de confianza al volante tiende a disminuir la atención, corriendo más de lo permitido, olvidando las distancias de seguridad y omitiendo las normas viales. Al contrario de esto, esta la falta de confianza y la inseguridad que produce la incertidumbre en la capacidad de reacción de los conductores, manteniendo la velocidad demasiado baja, circulando por el carril de más al centro… Ser consciente de las habilidades que tiene cada uno puede ser el mejor aliado para conservar los ocho puntos (que se aumentan a doce después de 3 años) y reaccionar de manera más eficiente y segura a posibles imprevistos.

Las distracciones

Los vehículos tienden a estar cada vez más informatizados. Por una parte es beneficiosa, pero el aumento de gadgets i dispositivos móviles también distrae más a los conductores. De hecho, según la DGT en 2017 la distracción fue la principal causa de accidentes mortales (33%) por delante del exceso de velocidad o del alcohol.

Las condiciones meteorológicas

Es importante evaluar las condiciones meteorológicas antes de iniciar la marcha. Situaciones como conducir de noche, sobre las calzadas húmedas, o durante la puesta de sol dificultan las reacciones y visión durante la conducción. Lo mejor en estas circunstancias son reducir la velocidad y aumentar la concentración y precaución.

Forzar el coche

Otro de los retos más comunes es hacer al cambio de coche al salir de la autoescuela. Poner en práctica todo lo que se ha aprendido con un vehículo totalmente desconocido requiere un proceso de adaptación. Al principio, es común que se fuercen los cambios de marcha o se cale. Acciones que tienen un impacto negativo en el vehículo, y que además, pueden entorpecer la marcha del resto de los usuarios de la vía.

El mantenimiento

Tener un coche supone un desembolso económico. No solo en el momento de su compra, sino por su mantenimiento. Acciones como controlar el nivel de aceite, el líquido refrigerante, la presión y el estado de los neumáticos, o el mantenimiento de la batería son fundamentales para alargar la vida útil del vehículo, y tener una conducción segura.

No olvidéis de suscribiros a nuestro canal de Youtube.

Fuente: La Vanguardia

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies