¿Cuánto cuesta utilizar y mantener cada tipo de motor?

¿Cuánto cuesta utilizar y mantener cada tipo de motor?
22 marzo, 2019 @applus
In Novedades Motor

La Organización de Consumidores Europeos (BEUC) ha realizado un estudio sobre el coste de utilización de un automóvil dependiendo del tipo de energía que utilice el motor. En España la tarea se encomendó a la OCU con el objetivo de conocer cuál era el impacto económico que la transición hacia coches más ecológicos tendrían entre los automovilistas.

Además,la OCU analiza para ello el coste de uso en la actualidad del llamado segmento C, después de 11 años y con un promedio anual de 12.900 km recorridos, distancia bastante cercana a la media nacional que se sitúa en torno a los 15.000 kilómetros.

El estudio contempla que para cada tipo de energía los gastos correspondientes a la compra del vehículo, los costes de la energía, el mantenimiento y el seguro para obtener la cantidad total que el consumidor destinará a su coche durante ese periodo.

Los resultados muestran diferencias importantes entre los tipos de combustibles o tecnologías. La pila de combustible alimentada por hidrógeno es el más caro con diferencia. Sin embargo, la propia OCU señala que esta energía se encuentra hoy penalizada por las dificultades para repostar, ya que sólo cuenta con seis estaciones en toda España. Tampoco existen modelos de hidrógeno de estas dimensiones, por lo que en el estudio se ha hecho una estimación aproximada sobre el posible coste.

Por otra parte, la solución más económico es el gas natural comprimido (GNC). Una posición ventajosa que se explica por lo equilibrado de las partidas tenidas en cuenta, con un precio de compra ajustado, al igual que el combustible, sin que los gastos de uso se disparen demasiado por encima de la media. (sobre unos 10.000 euros)

motor

La combinación menos ventajosa de las disponibles en la actualidad en España es la del híbrido convencional (no enchufable) de gasolina, que supera al motor tradicional (sin asistencia eléctrica), de este combustible por el mayor precio de adquisición del vehículo, que ante unos gastos idénticos no es capaz de compensar el ahorro en el momento de respostar. Los coches híbridos enchufables siguen siendo una alternativa muy interesante para quienes priorizan la economía, con un coste aceptable del combustible y unos gastos generales también en la franja inferior del análisis.

Si hablamos de ahorrar en energía, obviamente la ventaja indiscutible es para los eléctricos puros, que durante más de una década sólo exigirán un gasto muy bajo para recargar sus baterías.

Gracias a ello, estos modelos sin emisiones se ven superados en coste (pese a que su precio de salida es el más alto tras los de hidrógeno) únicamente por los híbridos de gas, es decir, el mencionado GNC y el gas licuado del petróleo.

No olvidéis suscribiros a nuestro canal de Youtube.

 

Fuente: El país

 

Comments (2)

  1. Joan 1 mes hace

    ¿Podrian pasar el estudio del que hablais en el artículo para poder observar los datos numéricos?

    Gracias

  2. Fedeico Mata Herberg 1 mes hace

    ¿por qué se hace tanta demagogia con los coches eléctricos? Mandar la polución de la ciudad a la central que genera la electricidad, y que soporta de por si el pueblo donde se genera la electricidad, no lo encuentro nada ecológico.
    Por otro lado, deberíamos calcular las famosas huellas (de carbono, de agua, etc.) y de la eliminación de los residuos y no sé si el coche eléctrico es tan ecológico porque el tratamiento de las baterías no es tan sencillo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies