Viajar en coche compartido: qué debes conocer sobre esta tendencia en auge

Viajar en coche compartido: qué debes conocer sobre esta tendencia en auge
22 diciembre, 2016 @applus
In Noticias
coche compartido

El ahorro es la principal razón que lleva a la gente a utilizar un coche compartido, pero existen otras razones de peso que se suman a la lista de ventajas: reducir el tiempo del viaje (especialmente para trayectos en los que de otra manera habría que hacer transbordo), conocer gente nueva, reducir el impacto de los gases del vehículo en el medio ambiente, etc. Lo que nació con la crisis se ha convertido en una nueva forma de viajar.

Las plataformas que comenzaron tímidamente en España y han alcanzado el éxito a través del boca a boca, se han hecho también famosas por su aparición en los medios de comunicación por noticias que tienen que ver con la legalidad del servicio prestado o por los sucesos que se puedan producir al hilo de un viaje. Como a todo lo nuevo, se debe observar el coche compartido con atención, pero no con miedo. Por eso hoy desmontamos algunos mitos sobre esta tendencia:

 

Mito nº 1: “No es una actividad legal”

Todas las empresas ampliamente conocidas están registradas legalmente para el desarrollo de su actividad y deben pagar sus correspondientes impuestos en el país donde tengan la sede fiscal. Algunas tienen origen español, como Amovens, mientras que otras surgieron en otros países como Francia (Blablacar) o Italia (Roadsharing), desarrollando sus objetivos y facturando lo que la normativa establezca en cada lugar.

La iniciativa de cooperar no es sólo privada, ya que la web “Compartir.org” nació a raíz de la Semana de la Movilidad y en ella se establece una red de municipios, organismos y empresas que fomentan el servicio de compartir coche.

 

Mito nº 2: “Los datos de la gente no son verdaderos”

Aunque a veces no hace falta registrarse para consultar los vehículos que hay a disposición para viajeros, sí es necesario sin embargo dar datos básicos como nombre, apellidos, teléfono o DNI para poder reservar una plaza en un coche compartido. Esta información debe ser registrada en la Agencia Española de Protección de Datos y cumplir la Ley Orgánica de Protección de Datos. Si cumplen con este paso, las propias compañías son las primeras interesadas en difundir que cuidan la privacidad de sus usuarios, por lo que podrás encontrar este apunte entre su apartado de “preguntas más frecuentes” o en la descripción del servicio.

 

Mito nº 3: “Es peligroso viajar con desconocidos”

La fiabilidad de los conductores o de los pasajeros es evaluable tras usar el coche compartido. Esto quiere decir que en base a la opinión de otros usuarios podrás conocer el nivel de diligencia al volante, la puntualidad, el ambiente, el nivel de conversación y otras cuestiones que ayudan a saber con quién viajarás. En general la mayoría de la gente que utiliza estos servicios tiene una mente abierta a conocer gente nueva con historias diferentes. Pueden surgir imprevistos y puede haber sucesos, pero el riesgo es similar a si viajas en cualquier otro transporte.

 

Mito nº 4: “Mi equipaje se puede estropear”

Todo el equipaje se coloca en el maletero del coche compartido, pero si hay alguna mochila o bolso concreto que quieres llevar en la parte de los viajeros lo normal es que nadie te ponga problemas, siempre y cuando no invadas el espacio de otro viajero. En la plataforma se puede indicar qué tamaño de equipaje se permite llevar. Lo mejor es ajustarse a las indicaciones del conductor y, si se necesita más espacio, hablar con él para conocer si van a viajar otras personas. El riesgo de que se estropee es el mismo que si lo dejas en el maletero de un autobús o tren.

 

Mito nº 5: “Reservé un viaje y el conductor no apareció”

Esto es tan frecuente como que un autobús se averíe y no salga a la hora prevista, es decir, la gente que publica viajes para poner a disposición su coche compartido lo hace porque va a llevar a cabo ese trayecto, no como modo de negocio. A él, como a todas las personas, le puede surgir un imprevisto y cancelar el viaje, pero lo habitual es que todo transcurra con normalidad. Tras la reserva del viaje se te facilitará un número de teléfono al que podrás llamar para hablar con el conductor, conocerle mejor y concretar con él sitio y hora de salida. Este contacto te servirá también para avisar si surge algún imprevisto. La política de devolución del dinero pagado es diferente según la plataforma que se use para la reserva.

 

Por último, las empresas que gestionan reservas para coches compartidos suelen exigir a sus conductores que tengan el carné de conducir en vigor, la ITV pasada y un seguro de responsabilidad civil en regla. Estas condiciones son aceptadas por la vía online por los usuarios de las plataformas.

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies