Tipos de medicamentos peligrosos para la conducción, ¿los conocías?
7668
post-template-default,single,single-post,postid-7668,single-format-standard,bridge-core-2.7.2,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-25.7,qode-theme-bridge,qode-wpml-enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

¿Son todos los medicamentos peligrosos para la conducción?

Medicamentos que son peligrosos para la conducción debido a sus efectos

¿Son todos los medicamentos peligrosos para la conducción?

Además del alcohol y de las drogas, existen tipos de medicamentos peligrosos para la conducción por los efectos que provocan: somnolencia, reducción de la concentración, mareos, visión borrosa, pérdida de reflejos, etc.

A pesar de que estos efectos son sabidos por los profesionales sanitarios, algunos de ellos siguen siendo desconocidos para un alto porcentaje de conductores. Este es especialmente el caso de aquellos medicamentos que se venden sin receta.

Por hablar de cifras, un 32,5 % de los medicamentos pueden afectar a la capacidad de conducción. De hecho, su consumo se encuentra detrás del 5 % de los accidentes de tráfico en España (datos de la Fundación CNAE).

¿CUÁLES SON LOS TIPOS DE MEDICAMENTOS PELIGROSOS PARA LA CONDUCCIÓN?

A continuación vemos los tipos de medicamentos más peligrosos para la conducción y los efectos que pueden provocar.

No obstante, como indican los expertos, no olvidemos que un mismo medicamento puede afectar de forma diferente a cada persona, e incluso producir efectos distintos.

SOMNÍFEROS

Se usan para los trastornos del sueño. Por tanto, provocan somnolencia, reducción de la atención y disminución de la capacidad de reacción.

ANSIOLÍTICOS

Usados para tratar la ansiedad, tienen efectos similares a los de los somníferos.

ANTIDEPRESIVOS

Pueden causar nerviosismo, somnolencia, alteración de la coordinación y visión borrosa.

ANTIGRIPALES

Estos medicamentos pueden provocar somnolencia y la consecuente pérdida de reflejos y de concentración.

ANALGÉSICOS

Son los medicamentos usados para tratar el dolor, cuyos efectos secundarios pueden ser mareos y disminución de la atención.

ANTIHISTAMÍNICOS

Se usan para tratar las alergias, y entre sus efectos secundarios podemos hablar de la somnolencia y de la pérdida de concentración y reflejos.

ANTIMIGRATOSOS

Son los medicamentos que se usan para tratar las migrañas o dolores de cabeza. Entre sus efectos indeseados encontramos los mareos, la somnolencia y la sensación de cansancio.

ANTIPSICÓTICOS

Estos fármacos se usan para tratar los trastornos de psicosis, cuyos efectos secundarios son parecidos a los anteriores.

ANTIEPILÉPTICOS

Usados para tratar la epilepsia, pueden provocar somnolencia, mareos e incluso fatiga.

FÁRMACOS PARA DIABETES

Estos medicamentos pueden causar en los pacientes bajadas de azúcar, con los posibles mareos y desmayos.

LOS PROSPECTOS DE LOS MEDICAMENTOS PELIGROSOS PARA LA CONDUCCIÓN

En el prospecto de estos tipos de fármacos aparece un pictograma que sirve para identificarlos como medicamentos peligrosos para conducir. Sin embargo, este símbolo no prohíbe la conducción, solo advierte de los posibles efectos que pueden tener.

Las indicaciones del prospecto de los medicamentos peligrosos para conducir

En este sentido, y aunque a veces pueda depender de la voluntad de los agentes, no podrán sancionarnos por conducir bajo los efectos de estos medicamentos SIEMPRE QUE:

1) estemos bajo tratamiento médico;

2) contemos con la correspondiente prescripción médica;

3) estemos en condiciones de conducir a pesar del fármaco (diligencia, precaución y atención).

Esto significa, por tanto, que sí podremos recibir una sanción (hasta 1000 € y 6 puntos del carné) si consumimos estos medicamentos sin la debida prescripción médica o si, tras su ingesta, nos encontramos en condiciones que supongan un peligro para la seguridad vial.

LAS RECOMENDACIONES PARA EL USO DE MEDICAMENTOS PELIGROSOS PARA LA CONDUCCIÓN

Usar los fármacos siempre bajo supervisión de un profesional sanitario.

Si el medicamento incluye el pictograma que antes hemos mencionado, preguntar a nuestro médico por los posibles efectos secundarios.

Evitar conducir al inicio de un tratamiento que pueda reducir los reflejos.

Tener precaución a la hora de mezclar medicamentos, por las posibles consecuencias que pueda tener la interacción entre ellos.

Nunca consumir alcohol antes de coger el coche, mucho menos si se está bajo tratamiento farmacológico de cualquier tipo.

 

Fuente: El País

 

¿Aún no has pasado la revisión? Reserva tu cita previa ITV en Applus.

¡No olvides suscribirte a nuestro canal de Youtube!

SIN COMENTARIOS

PUBLICAR UN COMENTARIO