Cómo utilizar correctamente los pedales del coche
5963
post-template-default,single,single-post,postid-5963,single-format-standard,bridge-core-2.7.2,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-25.7,qode-theme-bridge,qode-wpml-enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

Cómo utilizar correctamente los pedales del coche

pedales

Cómo utilizar correctamente los pedales del coche

Los pedales son elementos fundamentales de nuestros vehículos, con ellos controlamos las funciones más vitales del coche como acelerar, frenar o cambiar de marcha.

Todo el mundo aprende a utilizarlos pero lo cierto es que no todo el mundo consigue hacerlo correctamente. Por eso mismo, vamos a aportar algunos secretos sobre como conseguir un uso seguro y eficaz de los pedales.

9 consejos para el correcto uso de los pedales del coche

En primer lugar, debemos tener cuidado con el acelerador ya que es el encargado de controlar el envío de combustible a los cilindros. Es importante hacer un buen uso ya que de ello depende el consumo y las emisiones contaminantes. Debemos evitar brusquedades al pisarlo y tan importante como saber cuándo y cómo hacerlo es levantar el pie en el momento preciso.

En segundo lugar, debemos prestar atención a los acelerones bruscos ya que no sólo son contraproducentes para la eficiencia sino también pueden provocar situaciones de peligro con reacciones inesperadas del vehículo.

En tercer lugar, recomendamos levantar el pie del acelerador antes de una detención previsible. Esto facilitará la misma y también contribuirá al ahorro de combustible.

En cuarto lugar, es básico tener la seguridad de pisar el pedal de embrague hasta el fondo cada vez que cambiamos de marcha. Por lo que deberemos colocar bien el asiento de manera que nos permita llegar sin dificultades.

En quinto lugar, el embrague, un elemento destinado al desgaste ya que consiste en unos discos que acoplan y desacoplan la caja de cambios del motor. Para evitar el desgaste prematuro, es importante no utilizarlo en exceso, no hacerlo patinar y tampoco apoyar el pie de forma inconsciente.

En sexto lugar, es fundamental conocer el tacto y recorrido del pedal del embrague, solo esto permite que arranquemos con suavidad en cualquier circunstancia y no abusar de su accionamiento. La experiencia es clave al respecto pero también la atención, relajarse en la conducción suele provocar descuidos que se traducen en un uso innecesario del embrague.

En séptimo lugar, el pedal de freno. Un elemento básico y peligroso que es crucial saber hacerlo funcionar. Existe la necesidad de un uso adecuado de su recorrido y presión, volviendo al principio básico señalado de la suavidad, progresividad y regulación.

En octavo lugar, un error bastante habitual, consiste en modular la presión de menos a más. Es decir, empezar a pisar suave el pedal antes de una detención para incrementar la fuerza al finalizar la frenada. Lo más efectivo es justo lo contrario, presionar con decisión al principio para ir liberando el pedal según sea necesario.

Por último, todos los coches modernos cuentan obligatoriamente con un sistema de antibloqueo de frenos, el famoso ABS. Gracias a él, la perdida de control es casi imposible ya que las ruedas quedan totalmente detenidas. Es una ayuda muy valiosa sobre todo en condiciones delicadas de adherencia, que sólo será efectiva si realmente el conductor tiene fe en su funcionamiento.

Fuente: El País

 

Para cualquier consulta puedes dirigirte a nuestra página web.

Reserva tu cita previa itv y realiza el pago online para evitar pasar por la oficina.

¡No olvides suscribirte a nuestro canal de Youtube!

5 Comentarios

  • Vayagobiernotenemos
    Publicado en 14:15h, 13 octubre Responder

    Ufff,
    la fuente es el periódico El País?????

    • Salva
      Publicado en 12:45h, 31 octubre Responder

      Interesantes consejos, pero comparto la opinión de Santiago y Carlos. En todos los manuales de conducción he leído justamente lo contrario de lo que se aconseja en octavo lugar. Es decir lo correcto es empezar apretando suavemente el pedal del freno, aumentar la presión paulatinamente y finalmente pisar a fondo, si fuera necesario.
      Evidentemente, en situaciones absolutamente imprevistas e instantáneas, pisamos a fondo al poner el pie sobre el pedal del freno; es un acto reflejo.

  • Santiago Pareja
    Publicado en 09:15h, 14 octubre Responder

    Lo de la frenada no lo veo claro, ya que si piso el pedal en seco antes de llegar a un stop , para lo que faltan 10 mts., por ejemplo, el coche se detendrá bruscamente; luego, pienso, que habrá que hacerlo paulatinamente. No?
    Es mi opinión….

    • Carlos
      Publicado en 13:11h, 14 octubre Responder

      Eso mismo pienso yo.

  • Salva
    Publicado en 23:15h, 29 octubre Responder

    Interesantes consejos, pero comparto la opinión de Santiago y Carlos. En todos los manuales de conducción he leído justamente lo contrario de lo que se aconseja en octavo lugar. Es decir lo correcto es empezar apretando suavemente el pedal del freno, aumentar la presión paulatinamente y finalmente pisar a fondo, si fuera necesario.
    Evidentemente, en situaciones absolutamente imprevistas e instantáneas, pisamos a fondo al poner el pie sobre el pedal del freno; es un acto reflejo.

PUBLICAR UN COMENTARIO