El camión eléctrico español Pegaso II, un prototipo revolucionario de 1952
7556
post-template-default,single,single-post,postid-7556,single-format-standard,bridge-core-2.7.2,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-25.7,qode-theme-bridge,qode-wpml-enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,aa-prefix-applu-
 

¿Un camión eléctrico en 1952? Así fue esta versión del Pegaso II

El camión eléctrico Pegaso II

¿Un camión eléctrico en 1952? Así fue esta versión del Pegaso II

En 1947, la Empresa Nacional de Autocamiones (ENASA) creó la marca Pegaso a cargo del ingeniero barcelonés Wifredo Ricart para reconstruir la industria de automoción española.

De la fábrica de Barcelona salieron el Pegaso I y el Pegaso II, el cual ya contaba con motor de diésel y ofrecía unas prestaciones de récord para la época.

Pero, debido a los problemas de abastecimiento de combustible, en 1952 Ricart diseñó un prototipo de camión eléctrico del Pegaso II, apodado como “Mofletes” por la forma de su cabina.

LAS CARACTERÍSTICAS DEL CAMIÓN ELÉCTRICO PEGASO II

Esta versión del Pegaso II contaba con un sistema de acumuladores eléctricos que le daban una autonomía de 75 km. Las baterías estaban colocadas a los lados, lo que hacía que el peso del camión eléctrico fuese de casi 9200 kilos.

Frente a los 110 cv del Pegaso II Z-203 de gasolina y los 125 cv del Pegaso II Z-202 de diésel, el Pegaso eléctrico no llegaba a los 14 cv, siendo su velocidad máxima en plena carga 28 km/h.

Disponía de 5 velocidades, además de la marcha atrás. La transmisión al eje posterior se llevaba a cabo mediante cardanes con interposición de un limitador de par. Contaba con los mismos frenos que el Pegaso de diésel, accionados mediante aire comprimido.

En el folleto publicitario del Pegaso II eléctrico, la compañía ENASA enumeraba algunas de las propiedades de su creación:

Desaparición del gasto en las paradas, ausencia de ruido y de olores, arranque inmediato incluso a temperaturas exteriores bajas, etc.

UN PROTOTIPO QUE NO LLEGÓ A FABRICARSE

A pesar de la gran inversión realizada, el camión eléctrico Pegaso II nunca se llevó a producción y se quedó en un “mero” prototipo.

No obstante, la tecnología que introdujo en el sector, revolucionaria para la época, fue la base para el posterior desarrollo de los trolebuses eléctricos, que tuvieron una gran difusión comercial.

 

Fuente: El Mundo

 

¿Aún no has pasado la revisión? Reserva tu cita previa ITV en Applus.

¡No olvides suscribirte a nuestro canal de Youtube!

SIN COMENTARIOS

PUBLICAR UN COMENTARIO