Los impuestos de vehículos que se aplican en España
7851
post-template-default,single,single-post,postid-7851,single-format-standard,bridge-core-2.7.2,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-25.7,qode-theme-bridge,qode-wpml-enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,aa-prefix-applu-
 

Impuestos de vehículos: ¿qué debemos pagar por tener y mantener nuestro vehículo?

¿Qué impuestos se aplican a los vehículos?

Impuestos de vehículos: ¿qué debemos pagar por tener y mantener nuestro vehículo?

El Estado recauda más de 30 000 millones de euros al año de los impuestos sobre vehículos, lo que supone una media de 1068 euros anuales por conductor según datos de la ACEA (Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles).

A pesar de esta cantidad, los conductores españoles podemos sentirnos afortunados, ya que España es uno de los países de la UE donde más barato es comprar y usar un vehículo, junto con Grecia y Portugal.

Pero ¿qué impuestos debemos pagar por adquirir y usar nuestro vehículo?

LOS IMPUESTOS DE VEHÍCULOS POR SU COMPRA Y SU TITULARIDAD

Antes siquiera de ponerlo en marcha, existen algunos impuestos que debemos abonar por nuestro vehículo.

EL IVA

El primer impuesto que se debe pagar es el IVA, el 21 %. Este porcentaje es inferior en el caso de las personas con movilidad reducida, que deben pagar el 4 % siempre que el vehículo sea nuevo.

Por su parte, los empresarios y autónomos pueden desgravarse el IVA por la compra de un vehículo, en función de su actividad económica y del tipo de vehículo adquirido.

En el caso de comprar un vehículo de ocasión, el 21 % de IVA solo se paga cuando el vendedor es profesional, y solo se aplica sobre la diferencia entre el precio de venta y el precio de compra.

Cuando la transacción es entre particulares, el impuesto que se debe abonar es el impuesto de transacciones patrimoniales (ITP).

EL IMPUESTO DE MATRICULACIÓN

Una vez comprado el vehículo, el siguiente impuesto es el de matriculación.

Para calcularlo, se emplea un baremo establecido en función de la emisión de gases contaminantes. Desde el 1 de enero de 2021 se toman como referencia los datos WLTP (Worldwide Harmonised Light Vehicle Test Procedure), pero el Gobierno subió los valores para no castigar tanto al sector.

Las cifras que se tienen en cuenta actualmente son:

  • Los vehículos que emiten hasta 114 g/km de CO2 quedan exentos de este impuesto.
  • Los que emiten entre 145 y 191 g/km de este gas pagan el 4,75 %.
  • Los que emiten entre 192 y 239 g/km están gravados con el 9,75 %.
  • Por último, los vehículos que emiten más de 240 g/km deben abonar el 14,75 %.

Sin embargo, a partir del 1 de enero de 2022, habrá menos vehículos exentos de abonar este impuesto, cuando se recuperen los tramos originales del ciclo WLTP.

EL IMPUESTO DE CIRCULACIÓN

El tercer impuesto de vehículos es el impuesto de circulación, que, a diferencia de los dos anteriores, se paga cada año.

Este tributo depende de la potencia fiscal del vehículo y es competencia directa de los ayuntamientos, quienes son libres de fijar las cantidades dentro de unos baremos.

Al depender de cada consistorio, este impuesto vehicular ha provocado la aparición de auténticos paraísos fiscales, ya que existen profundas diferencias en los baremos y las cantidades fijadas.

Según datos de Anfac, los ayuntamientos españoles ingresaron casi 3 millones de euros de este impuesto de vehículos en 2019.

LOS IMPUESTOS DE VEHÍCULOS QUE PAGAR PARA PODER USARLOS

Los anteriores son los impuestos relativos a la compra y titularidad de un vehículo, pero existen otros tributos que abonar para su uso diario.

EL REPOSTAJE

Los carburantes (gasolina, diésel, GLP o GNC) están gravados con el 21 % de IVA, además del impuesto sobre hidrocarburos.

Este tributo se compone de tres tramos: el impuesto estatal general, el impuesto estatal especial y el tramo autonómico, lo que en total supone un 42 % sobre el precio final.

En cuanto a los vehículos eléctricos, cada carga está gravada con el 21 % de IVA, aparte del impuesto sobre la electricidad, que es del 5,1 %.

EL SEGURO OBLIGATORIO

Independientemente del tipo de vehículo y de seguro (a terceros o a todo riesgo), la contratación del seguro está exenta de IVA.

Sin embargo, sí debemos pagar un tributo por la póliza de nuestro seguro: el impuesto sobre las primas de seguro (IPS), que representa el 8 % de la prima neta.

LA INSPECCIÓN TÉCNICA

La inspección técnica, cuyo precio varía según el tipo de vehículo y la comunidad autónoma, está gravada con el 21 % de IVA. Además, la factura incluye una tasa que se paga a la DGT, que equivale a 4,14 euros.

 

Como vemos, son varios los impuestos sobre los vehículos, pero no nos olvidemos de otro tributo que, previsiblemente, se añadirá pronto a la lista: el peaje por el uso de autopistas y autovías en todo el país anunciado por el Gobierno hace unos meses.

 

Fuente: La Vanguardia

 

¿Aún no has pasado la revisión? Reserva tu cita previa ITV en Applus.

¡No olvides suscribirte a nuestro canal de Youtube!

SIN COMENTARIOS

PUBLICAR UN COMENTARIO