La electromovilidad sigue avanzando muy lenta en España
7952
post-template-default,single,single-post,postid-7952,single-format-standard,bridge-core-2.7.2,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-25.7,qode-theme-bridge,qode-wpml-enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,aa-prefix-applu-
 

La electromovilidad en España no termina de arrancar

El sector de la electromovilidad en España avanza más lento que en Europa

La electromovilidad en España no termina de arrancar

En España, el sector de la electromovilidad sigue creciendo a un ritmo muy por debajo de la media europea.

Su posición en el indicador global de electromovilidad apenas ha mejorado en 2 puntos en el tercer trimestre, cuando en Europa han sido 6.

Estos resultados colocan a España en las últimas posiciones del Barómetro de Electromovilidad elaborado por la Anfac (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones), solo por delante de Hungría y de República Checa.

A pesar de que el mercado de vehículos eléctricos ha subido 3,3 puntos en el barómetro, el impulso se frena por la falta de infraestructuras de recarga, que apenas ha crecido un 0,5 este trimestre.

Un crecimiento desigual de la electromovilidad en el territorio español

La evolución de la electromovilidad no es igual en todo el territorio nacional.

Comunidades autónomas como Madrid, Cataluña y Baleares siguen liderando la tabla con un crecimiento por encima de los 3 puntos.

En la parte baja, se sitúan Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla, muy alejadas de los 33 puntos totales de Madrid y los 31,2 totales de Baleares.

Las ventas en el sector de la movilidad eléctrica en el tercer trimestre

En el tercer trimestre, las ventas de vehículos eléctricos e híbridos crecieron un 44 % respecto al mismo periodo del año pasado.

Aunque no cabe duda de que es un buen resultado, globalmente solo representa un 7 % del total de matriculaciones realizadas en España. Por ello, en términos generales, la venta de este tipo de vehículos sigue creciendo a un ritmo muy lento.

La razón del frenazo en la electromovilidad española

Como hemos indicado más arriba, el lento despliegue de la infraestructura de puntos de recarga es la razón principal de que la electromovilidad no termine de arrancar.

Ahora mismo, España cuenta con un total de 12 702 puntos de recarga repartidos por todo el territorio, lo que supone un incremento de 855 puntos de carga en el tercer trimestre.

Sin embargo, este crecimiento se produce en niveles de potencia de carga lenta (22 kW como mucho), siendo el 94 % de los nuevos puntos instalados este trimestre.

En palabras de José López-Tafall, director general de la Anfac, la brecha en la electromovilidad con respecto a otros países europeos está aumentando a ritmo acelerado, situando a España en un lugar que no le corresponde.

 

Fuente: La Vanguardia

 

¿Aún no has pasado la revisión? Reserva tu cita previa ITV en Applus.
¡No olvides suscribirte a nuestro canal de Youtube!

SIN COMENTARIOS

PUBLICAR UN COMENTARIO