La larga historia de las multas de tráfico en la humanidad
7249
post-template-default,single,single-post,postid-7249,single-format-standard,bridge-core-2.7.2,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-25.7,qode-theme-bridge,qode-wpml-enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

La larga historia de las multas de tráfico

multas de tráfico

La larga historia de las multas de tráfico

¿Cómo han evolucionado las multas a lo largo de la historia? Las multas no son invención del hombre moderno, lo cierto es que existen desde hace mucho tiempo aunque impuestas de otra manera. En el blog de hoy vamos a comentar las multas más curiosas de la Historia.

 

¿Cuál fue la primera sanción de la Historia?

Hasta donde se sabe, la primera sentencia fue en un papiro egipcio de hace unos 2.800 años se recoge la pena impuesta a un conductor arrestado por circular con su carro bajo los efectos del alcohol. Tras ser acusado de chocar contra una estatua y atropellar a una niña, el juez decidió imponerle la pena de ser colgado en la puerta de taberna donde se había emborrachado a la espera de que animales carroñeros se encargaran de hacer desaparecer su cuerpo.

 

¿Cuándo se empezó a consolidar el tráfico en una civilización?

El tráfico comenzó a convertirse en un problema serio fue, sin duda, la del Imperio romano. La ciudad de Roma, una de las primeras grandes urbes de la historia, llegó a tener un millón de habitantes, por lo que el César, se vio obligado a dictar la primera restricción del tráfico.

La norma estipulaba que solo los carros que transportasen materiales de construcción para los templos de los dioses o para otras obras públicas podían transitar por la ciudad en horas diurnas. De esta forma, se prohibía la circulación de vehículos privados, exceptuando los de generales victoriosos o sacerdotes que participasen en actos de culto.

 

Otras multas de tráfico impuestas hace mucho tiempo

En 1300, el Papa, decidió dictar una ley que todavía hoy sigue en vigor en algunos países, la de que los vehículos circulasen por la izquierda. La norma cambiaría en tiempos de Napoleón, cuando el emperador alteró la ley de Bonifacio VIII, obligando a los conductores a circular por la derecha.

En el siglo XV,  Isabel la Católica dictó el que tal vez sea el primer código de sanciones de España, que imponía penas de todo tipo. Aunque no se les podía hacer soplar para determinar su grado de alcohol en sangre, los conductores detenidos en estado de embriaguez debían pagar una multa, decir adiós a su carro o, incluso, ingresar en prisión.

También en el siglo XV, pero en tierras inglesas, el código Liber Albus aplicado en las calles de Londres prohibía conducir los carromatos a mayor velocidad solo por el hecho de ir vacíos, imponiendo una pena económica de 40 peniques.

Un poco más adelante, el 1767, el rey Carlos III se propuso controlar el tráfico entre Madrid y Aranjuez. Los accidentes y problemas eran constantes, por lo que el monarca ilustrado quiso establecer un sistema sancionador moderno y completo que sirviera, además, para sufragar los gastos de mantenimiento de la vía. En el nuevo código se especificaban las multas por cruzar por lugares prohibidos, por romper los guardarraíles, por causar daños en el arbolado…

En definitiva, vemos que las sanciones de tráfico tienen una larga y curiosa historia, plagada de curiosidades que hacen ver cómo los problemas de tráfico y las multas existen casi desde hace 6.000 años.

 

Fuente: El País

 

Pide tu cita previa itv en nuestra web
¡No olvides suscribirte a nuestro canal de Youtube!

1 Comment

  • Miguel Angel
    Publicado en 16:44h, 16 junio Responder

    No sabía lo de los egipcios, es de locos!, así que la primera multa de “tráfico” es de miles de años antes, curioso cuánto menos. Muy buen artículo, interesante y con datos totalmente inesperados y curiosos.

PUBLICAR UN COMENTARIO